Al visitar Los Cabos se te ofrece todo un abanico de opciones a elegir

Sí, así es… desde llegar a uno de los hoteles en los Cabos y no salir hasta el final de tu estancia disfrutando de sus propias actividades o conocer el destino desde lo más tranquilo y pacífico hasta esa vida nocturna vibrante que te ayuda a sacar toda tu adrenalina.

Y que tal si vienes en plan de pareja o ya con tus hijos adolescentes… bueno, aquí algunas sugerencias:

  1. a) Picnic en la playa de los enamorados

Este trozo de arena que conecta el Pacífico con el Mar de Cortés (llamado así por la forma en que los dos cuerpos de agua se besan durante una tormenta) es perfecto para una tarde de picnic y natación.

En este lugar verás como los leones marinos “ladran” cerca y juegan en el agua; las corrientes son lo suficientemente suaves para vadear; y las arenas prístinas se sientan en las sombras de El Arco.

Puedes pasar por unos sándwiches para llevar, luego reserve un taxi acuático en la playa en donde encontrarás vendedores locales disponibles en el puerto deportivo.

Puedes también organizar un viaje de regreso con el mismo conductor o reservar un bote de fondo con forma de panga.

Simplemente no juegues con las aguas turbulentas del Pacífico, donde la playa se llama Playa de los Divorciados porque las corrientes podrían separar rápidamente a una pareja.

  1. b) Snorkel en la playa de Santa María

Escuelas de peces de cerdo (llamados así por sus bocas con forma de hocico), peces ángel y peces payaso ondean alrededor de nadadores, a veces incluso pastando en esta tranquila playa de bandera azul a lo largo del corredor turístico.

La mejor manera de llegar al santuario marino protegido es a través de un pequeño barco alquilado. Generalmente son recorridos de 3 horas, navegando desde la marina de Cabo San Lucas, alrededor de El Arco y finalmente al noreste hasta la tranquila ensenada.

O bien, puedes hacer un picnic y visitar la playa pública en automóvil o taxi.

  1. c) Ir a observar ballenas

Si visita Los Cabos entre noviembre y marzo, no debes perder la oportunidad de ir a una excursión de avistamiento de ballenas.

Las ballenas jorobadas nadan a las aguas cálidas y saladas de la región cada invierno para dar a luz, luego vuelven a nadar hacia el norte, hacia Alaska, en el verano.

En algunas temporadas, las ballenas son tan abundantes que las verás saliendo desde la ventana de tu habitación de hotel, pero igual deberías acercarte para ver a estos simpáticos y gigantes mamíferos marinos en acción.

  1. d) Nadar con leones marinos

Haz una excursión a Cabo Pulmo, un parque marino nacional que ha tenido un gran éxito en la conservación de los océanos.

Aquí puede practicar buceo, snorkel y pesca deportiva (justo fuera de los límites de la reserva) o nadar con amistosos leones marinos.

Estas son solo algunas ideas sobre lo que puedes hacer en un día fuera de tu hotel explorando Los Cabos. Sin duda te toparás con muchas opciones más, ideales para una segunda… tercer o más visitas.