Fomenta el deporte en tus hijos

Actualmente veo muchos niños con sobrepeso, que a su corta edad se sofocan al correr distancias cortas y eso me entristece, pues son pequeños que les gusta estar jugando y desplazándose de aquí para allá, pero ese esfuerzo y su alto índice de grasa corporal pueden ser una bomba de tiempo. Por eso es importante que desde muy chiquitos enseñemos a nuestros hijos, nietos, sobrinos o primos a que realicen alguna actividad física, de lo contrario podrían tener problemas como úlceras por presión propiciadas por el sedentarismo.

El primer error que cometen algunos padres es cortarles la ilusión de practicar algún deporte, ya sea por carencias económicas o porque simplemente a ellos no les gusta ese deporte. Permítanme contarles una historia. Conocí a una amiga de mi mamá, quien odiaba todo lo relacionado al futbol, pero bien dicen que lo que no puedes ver, en tu casa lo has de tener, y es cierto, pues a su hijo le encanta el balompié. Sus enormes ganas de entrenar en un equipo con otros niños siempre se ven cortadas por los pretextos de su madre, quien le dice que no tiene tiempo para acompañarla, que eso no le va a dejar nada o que se enfoque sólo en los estudios.

Esta reacción de la madre provocó que el niño se desmotivara y perdiera las ganas de estudiar, por lo que comenzaron a llegar las malas calificaciones, exámenes reprobados y los castigos y regaños de la señora, los cuales eran subidos de tono según me cuenta mi mamá. Por otra parte, la madre del niño salía con sus amigas algunos fines de semana, los cuales bien pudo haber ocupado para llevar a su hijo a los partidos, sobre los entrenamientos, mi madre se había ofrecido para llevarlo y traerlo, pero ni así lo apoyó. ¿Y cómo que el futbol no te deja nada? Si el niño jugará en un equipo de futbol aprendería lo que es el liderazgo, el compañerismo, la responsabilidad, tendría una mejor condición física, sería más sociable y se desharía de todo el estrés que acumula tanto en su hogar como en la escuela.

Nosotros como padres también debemos servir como ejemplo y si practicamos algún deporte como salir a correr o natación, o si vamos al gimnasio, sería un gran gesto de su parte que se lleven a sus pequeños con ustedes, para que vean lo que hacen y comiencen a inspirarse para que hagan lo mismo, o alguna parecida, pero si ven a sus máximos ejemplos estar en forma, con buena condición y divirtiéndose mientras se ejercitan, a ellos les entrarán las ganas de hacerlo y será un gran paso para que en el futuro sean hombres y mujeres saludables.

También podrías sentarte a ver la televisión con tus hijos y mostrarles partidos de futbol americano, soccer, competencias de natación, juegos de tenis o béisbol, artes marciales mixtas, lucha libre y así ellos te podrán decir lo que es gustaría practicar, ya sea por hobby o para que sea su forma de vivir en un futuro. Quizá tengas en tu propia casa a la próxima Soraya Giménez, Paola Espinosa, Chicharito Hernández o un Toro Valenzuela.