Fallas Letales

Hace unos días, tuvimos una sala de espera de Rayos x el hospital llena de soldados mexicanos quienes fueron fuertemente heridos en un ataque a una de sus bases en el desierto de Sonora. Esto es algo vergonzoso ya que una base militar siempre tiene una enorme ventaja sobre cualquier tipo de insurgencia y especialmente en contra de organizaciones criminales como lo que son carteles de narcotráfico. Por lo que pude ver al hablar con los soldados, la culpa no recayó en ellos sino en su general quien se comporto de manera vergonzosa.

Hay varios elementos que pueden hacer de un general un mal general, siendo cosas muy peligrosas ya que un mal general que no es remplazado de manera inmediata, es una fórmula perfecta para que suceda una catástrofe donde la vida de miles de hombres estará en mucho peligro y que a veces se perderán : así lo es.

La primera falla importantísima que tiene un mal general es el ser descuidado, ya que los descuidos y la falta de atención a los detalles es uno de los peores venenos en la comandancia militar. Esto se debe a que, tanto la victoria como la derrota, se obtienen en los detalles ya que es en los detalles donde se encuentran las pistas de todo lo que se necesita para vencer o ser vencido. El descuido en un general es tan malo y peligroso tanto en la defensa como en el ataque. La falta de atención y el descuido resultan siempre en la destrucción.

Otra falla importantísima que es desastrosa para cualquier general es la cobardía. La cobardía es un problema mayúsculo debido a que esta siempre proviene del pánico y uno de los efectos principales del pánico es el estancamiento y la falta de movilidad, algo que en la guerra es simplemente desastroso. Muchas veces la razón de la cobardía, como el exceso de valor,  es resultado de una falta fuerte de experiencia, lo que a su vez es culpa también de la comandancia mayor por no entrénales de manera adecuada. La cobardía siempre resulta en captura.

Otra falla importante que puede tener un general es aquella de un carácter explosivo ya que este es el padre de la falta de sensatez, siendo esto probablemente lo que mas bajas puede causar en un ejército. El carácter explosivo de un general resulta también en una gran negligencia de la vida de sus hombres, algo que ellos siempre lo sabrán. Cuando esto sucede, la lealtad hacia el general se pierde de manera fuerte lo que da lugar a conspiraciones en contra del mando y consecuentemente en el mal funcionamiento de una unidad, regimiento, brigada, división o ejercito. El carácter expulsivo proviene también  de una separación fuerte de la realidad y sus consecuencias clásica de los generales de oficina quienes nunca han estado en la línea del frente con sus hombres.