Cómo los avances en el reciclaje de plásticos pueden ayudar a salvar el medioambiente

A nivel mundial, producimos alrededor de 150 millones de toneladas de desechos sólidos de plástico.

Si tuviéramos que reciclarlo todo, podríamos ahorrar alrededor de $176 mil millones de dólares por año en términos de energía.

Dado este significado y el hecho de que el reciclaje es de interés para muchos.

El uso del plástico fue muy bien recibido tanto por la industria como por los consumidores en su momento ya que ha facilitado muchas cosas en cuanto a su uso y diversificación.

De hecho, gracias al plástico muchos de los avances tecnológicos han sido importantes incluso para la sobrevivencia humana al contar con implantes plásticos por ejemplo.

Lamentablemente no todo es miel sobre hojuelas, ya que sabemos que el plástico está siendo fuente de muchos problemas ambientales que requieren de una atención urgente.

Es por ello que en términos del medioambiente es importante pensar en el reciclaje por lo que actualmente existen cuatro métodos utilizados en el reciclaje de plásticos:

  1. a) Primario (circuito cerrado)

El reciclaje primario es el método más común de reciclaje de plásticos y requiere que el polímero se recicle para el mismo uso inicial.

Por ejemplo, una botella reciclada se usa como material para una botella nueva.

Sin embargo, muy poco plástico postconsumo se recicla de esta manera debido a los requisitos de pureza.

  1. b) Secundario (mecánico)

También conocido como degradado o descenso de ciclo, este método utiliza plásticos reciclados para la producción de un producto con un uso de menor valor, como el uso de botellas de PET recicladas para hacer alfombras.

  1. c) Terciario (químico)

Este proceso requiere el uso de un catalizador y actualmente consume mucha energía.

Las temperaturas requeridas pueden ser de alrededor de 300-500oC.

Si se desarrollara tecnología para permitir el reciclado químico de polímeros al material de partida derivado del petróleo conocido como monómero.

En este sentido, el aislamiento y la reutilización de estos materiales de partida permitirían desacoplar los precios actuales del plástico del precio actual del petróleo crudo.

Hay muchas oportunidades en este espacio para diseñar nuevos catalizadores y procesos que requieren menos energía que los métodos actuales.

  1. d) Cuaternario (recuperación de energía)

El plástico se quema y la energía se recupera en forma de calor. Es posible obtener aproximadamente 36,000 kJ/kg de plástico incinerador.

En comparación, reciclar plástico ahorra aproximadamente 60-90,000 kJ/kg.

Por lo tanto, la incineración como un régimen de tratamiento al final de la vida útil para los plásticos en última instancia no puede competir con el reciclaje en términos de ahorro de energía en general.

Aunque el reciclado mecánico es actualmente el método de reciclaje más comúnmente usado, su inconveniente es que los plásticos tienen que pasar por un proceso de fusión y remodelación, lo que hace que los materiales pierdan propiedades importantes tales como resistencia, flexibilidad o claridad.

En teoría, si se desarrollaran métodos de reciclaje químico que permitieran el 100% de descomposición de los plásticos en monómero, ¡entonces el plástico podría reciclarse un número infinito de veces!