5 cosas que no sabías que podrían caber en tu pequeño dormitorio

Si te enfrentas a un dormitorio pequeñito, te estarás preguntando cómo es posible que puedas incluir todo lo que necesitas: ropa de cama, mesita de noche, almacenamiento y ropa.

La buena noticia es que no tienes que dormir de pie para tenerlo todo.

Aquí hay algunas soluciones para espacios pequeños para adaptar las cosas que necesitas en aquellos lugares donde pensaste que no tenías espacio.

1) Una mesa de noche

¿No hay espacio para una mesita de noche tradicional? No te desesperes. Todo lo que realmente necesitas es que tu mesilla de noche tenga una lámpara, tu teléfono y tal vez un vaso de agua, todo esto lo puedes hacer fácilmente en un pequeño estante, montado en la pared junto a la cama.

Puedes ser creativa al pensar en este tipo de soluciones, desde el aprovechar el alféizar de la ventana y, en su lugar, montar en la pared lo que podría ser tu mesita de noche.

2) Un escritorio

A veces es bueno tener un lugar tranquilo para trabajar que no sea tu cama o el sofá. Solo que colocar un escritorio en un dormitorio pequeño puede ser una tarea difícil. ¿Una solución? Combina los roles de escritorio y mesita de noche.

Un escritorio montado en la pared puede ahorrar una gran cantidad de espacio, especialmente si puedes combinarlo con el alféizar de la ventana

3) Una cama con doble función y hasta con dosel

No hay nada tan soñador como una cama con dosel, pero instalar uno en una habitación realmente pequeña (o incluso meterla en el apartamento) puede ser un verdadero desafío.

Puedes obtener el aspecto (¡sin tener una cama nueva!) Usando herrajes para cortinas, o incluso accesorios de plomería, para colgar cortinas transparentes desde el techo o también puedes usar un gancho sujeto al techo para colgar un toldo de mosquitera.

Pero si aún así tu dormitorio es pequeño y necesitas un espacio también para trabajar, piensa entonces en un sofá cama, así tendrás la doble funcionalidad.

Existe una gran gama de opciones y venta de sofá camas tanto en las tiendas como en Internet y bien puedes elegir uno que se ajuste perfecto a tu mini espacio.

4) Estantería

Tal vez tus compañeros de habitación se vuelven irritables con todos los libros que tienes en la sala de estar, o tal vez te encanta la idea de dormir rodeada de libros.

Cualquiera que sea el caso, hay algunas formas diferentes de agregar estanterías a tu dormitorio sin ocupar demasiado espacio extra.

Soy una gran admiradora de las estanterías montadas en la pared, las cuales no ocupan ningún espacio. Solo debes asegúrate de anclarlos correctamente, especialmente si los van a colgar sobre la cama.

Si la idea de colgar estanterías en la pared te pone un poco nerviosa, prueba este truco: utiliza una biblioteca o dos como cabecera. Por supuesto, las estanterías inferiores no serán accesibles, pero puedes utilizarlas para guardar las obras fuera de temporada.

5) Un armario

Si tu habitación no tiene armario o solo un armario pequeñito que simplemente no te alcanzará para todas tus cosas, también hay una forma de sobrellevarlo.

Esta solución es particularmente elegante: coloca armarios a cada lado de la cama que contengan espacio de almacenamiento arriba, lo que creará la ventaja adicional de crear un acogedor rincón para dormir.

Si ya tienes una cómoda, podrías colgar una barra colgante encima y crear un espacio extra para colgar sin ocupar ningún espacio en el piso.

Obviamente lo integrarás con estilo para hacerte de un armario más amplio.