Mi primera experiencia en un campo de golf

El golf es un deporte que no está hecho para todos, ya sea porque puede ser muy aburrido para algunos, o inaccesible para otros, pues es bien sabido que es una actividad para clases sociales altas, por lo que en mi país, México, esa posición la tienen muy pocas personas. Sin embargo, tuve la oportunidad de vivir mi primera experiencia en un campo de golf el pasado fin de semana, donde demostré mis terribles habilidades con el palo de golf. Confirmé que es un deporte que no está hecho para mí, sí me la pasé muy bien, me divertí, pero más por verme fallar una y otra vez. Y es la historia que quiero compartirles el día de hoy.

Una semana antes de que nos reuniéramos unos amigos y yo en un exclusivo club de golf en el sur de la Ciudad de México, decidí que debía hacer unas compras para no desentonar tanto, así que me compré un outfit que combinara, incluso gasté en unos zapatos de golf que resultaron ser muy incómodos. Llegamos al campo y había gente que desde lejos se veía que tenían dinero, por su forma de hablar, de caminar y toda expresión corporal. La verdad es que un par de amigos y yo desentonábamos un poco, pero íbamos a divertirnos. Así que comenzamos a jugar y en mi primer golpe, sucedió lo que me imaginaba. Abaniqué y volví a abanicar en mis siguientes tres intentos, hasta que por fin pude dar un buen golpe, bueno, quitemos el adjetivo calificativo y dejémoslo en que di un golpe. La pelota salió volando un metro por delante de mí y se fue chueca.

Seguimos moviéndonos de hoyos o como quiera que se llamen y mis golpes iban mejorando en potencia, pero no en dirección. Todos se iban chuecos, incluso uno se fue hacia atrás. ¡Hacia atrás! ¿A quién le sucede eso? Sólo a mí y, obviamente, fui la comidilla de todos. Se reían de mis patéticos intentos de golpear bien la pelota, la cual parecía decidida a no ir direccionada hacia donde debería. Lo más gracioso y doloroso llegó en mis últimos tiros. Analizando mi posición y hacia donde iba la pelota, decidí girarme un par de grados, muy poco ortodoxa mi postura, pero creía que iba a funcionar mi estrategia. Sin embargo, la pelota salió dirigida hacia las partes nobles de uno de mis amigos. Quien cayó al suelo y se comenzó a retorcer del dolor. Le salieron unas cuantas gotas de los ojos, pero por fin ya tenían de quien reírse y no era yo.

Al final fue un día muy divertido pero confirmé que no es un deporte hecho a mi medida, que sería aburrido practicarlo profesionalmente y que no entiendo nada. Tampoco me gustó la actitud de ciertas personas que se creen más que los demás, incluso te lanzaban miradas de desprecio, pero no les hice caso. No creo volver a ir, pero sin duda es una experiencia que me hizo valorar lo que tengo y lo que soy, además de que me dio unas cuantas horas de diversión, repito, no por el deporte, sino por ver lo malo que soy.

3 Secretos para mejorar tu Inglés hablado de una forma sencilla y rápida

Sin duda, uno de los objetivos que buscamos al inscribirnos a unas clases de Inglés es el poder hablarlo de forma fluida.

De hecho, cuando es muy urgente o importante el aprender este nuevo idioma es porque está en puerta la opción de migrar a un país de habla inglesa o por un intercambio o por trabajo, por lo tanto,  necesitas mejorar las habilidades de comunicación para hablar el idioma de forma más rápida de lo habitual

Habrá otros casos en donde por ejemplo quieres trabajar con clientes de forma online que se encuentran en EE. UU., Reino Unido, Canadá, etc. y hablar Inglés bien es un factor importante para el éxito.

Cualquiera que sea el motivo, la mejorar forma para hablar Inglés de forma rápida como un “nativo” no es una tarea fácil.

Sin embargo, contamos con 3 secretos para que adquieras este nuevo lenguaje que te ayudarán a mejorar tu Inglés hablado tan rápido como sea posible:

1) No memorizar reglas gramaticales o vocabulario

La mayoría de los estudiantes de Inglés fuera del mundo de habla inglesa conocen suficiente gramática y vocabulario.

La mayoría de los estudiantes que estudian Inglés formalmente durante la escuela también tienen un amplio conocimiento de esto.

Sin embargo, la mayoría de estas lecciones de Inglés tradicionales no se crean para fomentar el habla.

La mayoría de estas lecciones se centran en la gramática básica y la memorización del vocabulario.

Como resultado, la fluidez es el mayor desafío para la mayoría de los estudiantes de Inglés y la única forma de mejorar la fluidez es a través de la práctica.

Muchos elementos entran en la fluidez, pero al final, el hablar y escuchar conducen a las correcciones “construidas” que conducen a una mayor fluidez, de hecho, esta es la forma en que innumerables inmigrantes aprendieron Inglés, incluso sin asistir a un aula.

Entonces, si tu objetivo es mejorar tu Inglés hablado rápidamente, olvídate de memorizar las reglas gramaticales y el vocabulario y comience a hablar con personas nativas del idioma.

2) Mejorar rápido el Inglés hablado requiere aprender Inglés conversacional real

La mayoría de los hablantes de Inglés no nativos conocen la gramática básica y el vocabulario pero carecen del arte de la conversación real.

Para ser realmente fluido en Inglés, uno debe estar inmerso en él.

Ser capaz de observar a un hablante nativo ayuda inmensamente porque puede ser útil observar sus expresiones así como la lectura de labios, especialmente para los principiantes.

Si tu objetivo es mejorar el Inglés hablado rápidamente, busca a personas nativas ya sea en tu localidad o por Internet para tomar clases y si es un profesor del idioma, mejor.

3) No te preocupes por cometer errores

Sin lugar a dudas, la barrera más importante de eliminar para mejorar rápidamente sobre la fluidez del Inglés hablado es el miedo a cometer errores.

Es fundamental que los estudiantes acepten que cometerán “algunos” errores en el camino cuando intenten hablar en Inglés. Lo importante es no desanimarse cuando se cometen errores.

Recuerda, cuando aprendes un idioma extranjero, es perfectamente normal cometer muchos errores en el camino. Esto es cierto para aprender cualquier idioma extranjero.

Por lo tanto, encuentra un compañero de conversación o un profesor que te inculque confianza a través de consuelo y refuerzo positivo.

Lo peor que puede pasar es que no hables lo suficiente en Inglés al inicio, pero al final las cosas van a mejorar.

Los préstamos en línea te sacan de las crisis financieras

Las crisis financieras ocurren para cualquiera y para todos e incluso en los momentos más inoportunos o cuando estamos muy apretados en nuestro presupuesto.

Los sueldos si se gastan imprudentemente pueden llevar a problemas financieras en el hogar.

En tales situaciones, los prestatarios pueden tomar dinero que puede ayudar a mejorar una situación financiera emergente.

Esto puede hacerse fácilmente a través de préstamos en línea para brindar una ayuda en situaciones urgentes e incluso desesperantes.

Los préstamos online están disponibles para que los prestatarios se hagan cargo de sus gastos urgentes.

Las necesidades y requisitos pueden ser similares a las reparaciones del hogar o del automóvil, gastos médicos, gastos de viaje, reparación o compra de electrodomésticos, pago de facturas pendientes, etc.

El tiempo de aprobación de los préstamos es de menos de 24 horas, lo que lo hace totalmente adecuado para hacer frente a situaciones urgentes.

Sin embargo, para obtener la aprobación de los préstamos, el prestatario debe cumplir algunos requisitos previos como:

  • Tener un empleo regular en el mismo lugar en los últimos 6 meses
  • Residencia habitual desde los últimos 3 meses
  • Cuenta bancaria actual de al menos 6 meses de edad
  • Ciudadanía mexicana
  • Edad de más de 18 años

No todos los prestamistas solicitan esta información, dependerá de la empresa, los montos del préstamo que ofrece la misma y sus propias políticas más, en términos generales, estas son algunos de los puntos a cubrir.

Si lo vemos fríamente, son requisitos que se pueden fácilmente cubrir y esto es lo que ha hecho muy popular este tipo de préstamos por Internet.

Cuando los préstamos en línea son aprobados por los prestamistas, el dinero se transfiere a la cuenta del prestatario de forma inmediata.

Este dinero se puede usar para enfrentar situaciones de emergencia fácilmente.

Sin embargo, el prestatario solo puede quedarse con el dinero por el plazo de amortización fijo previamente estipulado.

Y el reembolso tiene que hacerse de acuerdo al día marcado, también previamente.

Si el prestatario no está en condiciones de pagar el monto establecido en una sola exhibición, puede pagar el préstamo a plazos.

Para esto, solo se tiene que pagar una tarifa al prestamista en forma de tasa de interés. El plazo de los préstamos por Internet también pueden extenderse pagando el interés por otro término.

Los préstamos también están disponibles para los prestatarios con historial de crédito malo.

Las tarifas que se cobran son ligeramente más altas, pero las ofertas de tarifas bajas pueden ser utilizadas fácilmente por la investigación en línea y ya una vez hecho cierta “carrera” con el mismo prestamista dejando obviamente una buena imagen.

Los préstamos de ésta índole han surgido como una forma muy popular de préstamos, ya que resuelve problemas en todos los niveles de la sociedad.

Los beneficios deben ser utilizados cada vez que surja la necesidad y así evitar pagar intereses para cosas superfluas.

Para saber más y conocer a las empresas que cumplen con los requisitos legales de las leyes mexicanas, visita el portal de Préstamos y Créditos en donde encontrarás varias opciones para tu elección.

¿Qué hacer con los disfraces de tu hijo?

Los últimos dos meses del año suelen ser en el que los padres gastan más en disfraces para sus hijos, ya sea que compren telas para disfraces y los hagan ellos por su propia mano o compren el disfraz completo en una tienda especializada o en los  mercados o bazares. En noviembre, por el Día de Muertos y Halloween, solemos comprarle algún atuendo a nuestros hijos para salir a pedir dulces o para algún convivio que tengan en su escuela o con sus amigos; mientras que en diciembre es la fecha de las pastorelas, donde debemos convertir a nuestros pequeños en pastorcitos, diablos, ángeles, en José o María. Pero llega enero y ya no sabemos qué hacer con los atuendos, si tirarlos porque los niños crecen muy rápido y ya no les quedarán en unos meses o guardarlos como recuerdo. Esta vez les voy a dar algunos consejos sobre qué hacer con esos disfraces temporales.

Si tienes hijos más pequeños o recién nacidos, podrías guardarlos y estoy casi seguro que en un futuro los volverás a usar. Por ejemplo, si tienes dos hijos, uno de tres y otro de siete años, y el mayor fue el que utilizó el disfraz, seguramente en algún momento el más pequeño podría necesitar un disfraz similar y así ya no tendrás que gastar. Ahora si son tres hijos, pues el reciclaje de disfraces va a estar a la orden del día y el más pequeño de todos tendrá más opciones. Sólo guárdalos en un lugar limpio, donde no se empolven o puedan llenarse de algún bicho que pueda hacerles daño. De todas formas, antes de utilizarlos, una buena lavada no estaría de más. Supongo que es algo que ya tenías en mente, o al menos eso espero.

Aunque no tengas más de un hijo, también podrías guardarlos y reutilizarlos, pero tendrías que hacerle algunos ajustes. Podrías comprar más tela y usar tus habilidades para hacer más grande el traje o disfraz, o utilizar algunas de las partes para crear uno nuevo, o mandarlo con alguien que tenga el don de hacer magia con la máquina de coser y te lo pueda arreglar de la forma que quieres.

Si no tienes la intención de conservarlos, es hora de las opciones para deshacerte de ellos. La más común es tirarlos a la basura, lo que para muchas personas es algo muy normal, pero para otras significaría tirar su dinero a la basura, y eso podría dolerles, pues no les es fácil conseguirlo y hacen el esfuerzo por sus pequeños. Así que otra opción que tienes para no tirarlos simplemente al bote de la basura o dárselos a las personas que la recogen sería donarlas a una institución de niños para que puedan utilizarlos de la manera que ellos quieran o a una organización de obras de teatro comunitarias, donde puede haber niños actores y donde no siempre tienen los recursos para conseguir el vestuario necesario. Así que tienes algunas opciones y muy variadas para saber qué hacer con esos disfraces que ya no utilizarán tus hijos.